.

La modelación y simulación de sistemas se han convertido en herramientas fundamentales para comprender, analizar, optimizar y predecir el comportamiento de sistemas complejos en diversos campos, como la ingeniería, la economía, las ciencias sociales y la salud, entre otros. En un mundo cada vez más interconectado y dinámico, la capacidad de diseñar y utilizar modelos de simulación se ha vuelto una competencia esencial para los profesionales que buscan enfrentar los desafíos del siglo XXI.